¿Qué es una PGT?

Las Pruebas Genéticas Preimplantacionales (PGT) han representado un enorme avance en la comprensión de las causas de la infertilidad – y por supuesto en la puesta en práctica de algunas de sus soluciones. Éstas pruebas pueden ser de distintos tipos, en función de qué estamos buscando, siendo las más comunes la PGT-A (o PGS), la PGT-M o la PGT-SR.

Las Pruebas Genéticas previas a la Implantación, comúnmente conocidas como PGT, se llevan a cabo en el marco de una Fecundación In Vitro, y consisten en la realización de un análisis mínimamente invasivo de cada embrión antes de su implantación en el útero.

El objetivo de éstas es identificar posibles trastornos genéticos que en este momento impidan o dificulten el embarazo, o que puedan hacer que el bebé desarrolle una enfermedad grave.